Importante para todas las Pymes , empresas, etc….

Reducir el término de “potencia”, un imperativo para que el COVID-19 no dispare la factura. Nosotros estamos llamando cliente por cliente para comunicar dicho estudio….Por un ahorro de tu empresa.

Las empresas, pymes e industrias que han cerrado o que mantienen su producción en niveles bajos se enfrentan a una factura de luz alta. Es lo que indican desde Linkener. Si no se ajustan las potencias, y no se hace correctamente, puede que la factura sea como las anteriores, aunque haya disminuido el consumo. Las grandes distribuidoras han anunciado que permitirán disminuir la potencia contratada durante el estado de alarma.


La alerta llega desde Linkener, la empresa de soluciones de eficiencia energética. Concretamente, indican:

“Pymes e industrias podrían recibir una factura de la luz de un importe muy similar aunque no tengan consumos eléctricos”.

Pero sólo será así en aquellas empresas e industrias que no cuenten con un contador eléctrico con telemedia.

Empresas y COVID-19

Durante estos días hemos ido conociendo las medidas que se están tomando las compañías energéticas. Prácticamente todas han habilitado planes de contingencia, más allá de los decretados por el Gobierno, para ayudar en plena crisis del coronavirus. Pymes, autónomos, particulares, personas en situación de vulnerabilidad…. Lo cierto es que la respuesta está siendo proporcionada.

Pero, ¿qué ocurre con la factura de la luz de empresas y Pymes que han tenido que suspender la actividad o reducirla?

Pues que las grandes eléctricas también han tomado medidas para que las empresas no se vean perjudicadas. Especialmente, estas medidas están orientadas a Pymes y autónomos, pero todas las empresas pueden obtener un beneficio con las nuevas disposiciones.

Así, Endesa, Iberdrola, Naturgy y EDP España, facilitan que los clientes puedan ajustar transitoriamente su potencia contratada. Con ello, paliarán en parte el efecto del parón productivo. Y, además, sin cobro alguno y aunque la potencia se hubiera modificado previamente, en los últimos doce meses.

Los Real Decreto 1164/2001 y Real Decreto 1955/2000 deja en manos de las distribuidoras la potestad de modificar la potencia en un plazo inferior al año.

Linkener recomienda a la industria la "teleactuación".
Linkener recomienda a la industria la «teleactuación«.

Linkener y el COVID-19

En esa línea, hemos hablado con Linkener, la empresa tecnológica con sede en Valencia. Queríamos conocer los problemas de las empresas con respecto a la factura de luz durante los días del estado de alarma.

Nos han indicado que el parón o la disminución de actividad van a reducir drásticamente sus consumos energéticos. Pero, si no tienen un contador de luz con telemedia, se pueden encontrar con facturas similares a las anteriores. Y el término de “potencia” puede representar más del 80% de su factura de luz en este momento.

Además, han señalado que el contador de luz con telemedida “permite que se pueda facturar con lecturas reales.

En consecuencia, indican, es fundamental ajustar la potencia contratada y hacerlo de forma exacta. Sergio Ferrer, CEO de Linkener, ha explicado:

“Es importantísimo ajustar la potencia contratada en aquellas empresas que no están teniendo actividad o que han tenido que disminuir su producción para que vean, de verdad, un descenso en su factura de la luz. Si no lo hacen correctamente, podrían penalizarles después”.

Linkener, precisamente, nació como consecuencia de la necesidad de las compañías, en plena crisis económica, de reducir su factura energética. Y la empresa ha ido evolucionando hasta llegar a hoy, contando actualmente con 30 trabajadores y una facturación para 2020 de tres millones de euros.

Abrir chat